Al béisbol le hicieron un gol en offside

Liga profesional CubanaEn el año 1999 me declaré en banca rota con los “negocios” de la práctica de la Pelota, como solimos nosotros los cubanos llamar al béisbol. Terminaba con el sueño de ser el futuro  Antonio Pacheco en la segunda base.

Apenas cursaba el sexto grado de la enseñanza Primaria, cuando mi vida tomó un rumbo radical en las cuestiones deportivas. Decidí dejar los entrenamientos en el área especial de mi reparto Julio Antonio Mella, para aventurarme en el fútbol, pues se especulaba que tenía condiciones para darle patadas al balón.

Y aunque la noticia impactó a mis padres, no claudiqué mis ansias de goles, fue entonces que ingresé en la EIDE  (Escuela de Iniciación de Deporte Escolar) para tirar mis propios  penales.

La  anécdota no es precisamente culto a mi personalidad, ni el texto tiene carácter autobiográfico; mas una mirada a mi historia permite darle entrada a un fenómeno que hoy ocupa una especie de portada “invisible” en los diarios de mi nación: ¿Está el fútbol enterrando a la pelota? 

A principios de este siglo el giro de mi horizonte atlético fue un escándalo. Nadie entendía que alguien con perspectivas para el robo de bases y el toque de bola, cambiara de palo pa´ rumba.Palmar_de_Junco

Y es que los cubanos gozamos La Pelota  como el tabaco Habano. Allá por el lejano  1868, los norteamericanos introdujeron esta modalidad, que ya tenía sus indicios en el juego de Batos difundido en los nativos aborígenes. Para los colonizadores ibéricos este resultó “un juego antiespañol y de tendencia insurreccionales, contrario al idioma y que propicia el desamor a España…”; así lo caracterizó Francisco de Lersundi, Capitán General de la Isla, quien además dictó un decreto mediante el cual suprimía la práctica del béisbol en territorio nacional.

Posteriormente el Palmar de Junco acogería el primer partido  oficial de béisbol entre  Matanzas y el Habana, el domingo 27 de diciembre de 1874, en suelo yumurino.

Olvidar las glorias y los logros internacionales de Cuba en esta disciplina sería un crimen; orgullosos presumimos de Martín Dihigo y Conrado Marrero, de nuestra Ligas profesionales antes de 1959 entre Almendares, Cienfuegos, Habana y Marianao.Martin_Dihigo

Más grato aún fue la irrupción de las Series Nacionales en 1961, y la eliminación del profesionalismo, medida muy acorde…en 1961.

Hoy la dinámica de La Pelota Cubana parece un punto muerto, cosa del pasado. Sucesivas derrotas en la arena foránea (Beijing 2008, Guadalajara 2011, Mundial de Panamá, Clásico Mundial, por solo citar los ejemplos más recientes) han puesto en alarma a los aficionados y a miles de seguidores en la Isla.

Pero al parecer, ocurrentes “científicos” dieron con el origen de los males del deporte de las bolas y los strikes en Cuba; y ¿cuál fue el resultado?: ¡cachánnnnnn, el fútbol!

Especuladores y retrógradas del deporte no se detienen a estudiar los fenómenos sociales; no entienden (o no quieren)  que los males de nuestro béisbol no radican precisamente en su ADN, sino en los factores “medioambientales” que lo afectan. Ello incluye la toma de decisiones desacertadas para el funcionamiento del mismo, partida de los mejores peloteros hacia otras latitudes (sin poder regresar  a representar la franela nacional), las más que objetivas carencias económicas, y otra serie de problemas que fusilan el desarrollo de esta modalidad atlética en La Mayor de Las Antillas.

El fútbol ha llegado a tapar ese espacio que antes nos hacía Soñar en Azul, y no precisamente por los Industriales. Apoyado por esa maquinaria publicitaria y comercial, gana adeptos en todo el país a pasos agigantados.  Decir Real Madrid y Barcelona para cientos de miles de cubanos es mencionar vacas sagradas; e incluso las victorias y cotidianidad de estos clubes se han convertido en filosofía de vida de muchos. Niños jugando futbol Cuba

El año anterior la televisión cubana transmitió un documental realizado por estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana; precisamente el tema era la preferencia en las nuevas generaciones hacia el Más Universal por encima del béisbol.

Los medios cubanos buscan alternativas para rescatar de un oscuro precipicio a nuestro pasatiempo nacional; sin embargo las constantes transmisiones de la UEFA Champions League y partidos del más alto nivel balompédico a escala internacional, aun es mirado con recelo no solo por fanáticos a la pelota, si no también por algunos profesionales de la prensa.

Y el asunto se ha convertido incluso en un choque generacional: En un bando los “representantes” de Messi y CR7; por el otro, aquellos que no olvidan a Agustín Marquetti ni a Omar Linares.

Para nada un deporte sepulta a otro; o es que ¿acaso la NBA, la MLB y la NFL se roban el espacio de los aficionados del baloncesto, la pelota o el fútbol en los Estados Unidos?

Sin  ánimos de comparar, sería ignorante no concebir la infraestructura deportiva de una y otra nación, mucho menos el carácter y principios que rigen la misma, pero las aficiones polideportivas existen en todos los países del plantea.

Cuba incursionó por única y primera vez en la Copa del Mundo de 1934, un dato que manejan muy pocos habitantes de esta nación, sin embargo para los más jóvenes son archiconocidas las hazañas del penta campeón Brasil, el golazo de Maradona contra los ingleses en Méjico 86´, o las arrolladoras victoria de España, equipo de moda en los últimos lustros en todo el archipiélago caribeño.

Pero nada de ello es veneno beisbolero. A Cuba nadie le quita lo baila´o en materia jonrones. Resulta involutivo pensar que el balompié roba la identidad nacional, pues la pelota forma parte de nuestro Patrimonio; sin embargo hoy la metodología para guiar al béisbol a planos estelares luce evidentes desperfectos. Habrá que ponernos GPS para salir de offside, para que el deporte cubano vuelva a se en general una verdadera maquinaria de hacer goles.  Futbol-Cuba1

 

Anuncios

Publicado el abril 29, 2013 en Mis tiros a gol en crónicas y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. esta historia me resulta similar pues yo tambien empece en la pelota y soñaba ser como omar linares pero bueno por cosas de la vida descubri el futbol e ingrese a la EIDE donde compartimos millones de buenos y malos momentos, recuerdas Fidel. Pero bueno la realidad de hoy difiere mucho a la de aquel momento y sin dudas para bien de los que llevamos en el corazón al mas universal hoy se vive un momento especial en Cuba con el futbol. Ojala cambien algunas mentalidades para que los grandes resultados comiencen a llegar mas a menudo. Buen post fidelpon

    • Chama, nuestras historias parecen muy parecidas: béisbol-fútbol-periodismo. Seguiremos ahora en la trinchera del Periodismo deportivo.

      • buen articulo y me toca un poquito de cerca la historia, sobre todo lo q menos entiendo es porque la TV pasa de largo diariamente con el futbol cubano, como es posible q haya gol latino, futbol internacional en canal habana y no exista un programa de futbol cubano ó al menos una cobertura amplia del campeonato en la TV, siendo justa donde unico vi hacer un aparte bien extenso fue en gol360 y ya no existe, y a penas pinceladas en pulso deportivo. Es exquisito deleitarnos con la espectacularidad de la championg y las genialidades de un messi y cristiano pero nuestra aficion tiene q conocer a Marcel, Beto “Gomez”, Los colomes, yeinier marquez y nuestros jovencitos del sub20, son tan cubanos y atletas como los del beisbol, boxeo y voleyball. Creo que los medios de difusion tienen mucha responsabilidad en ello y pueden ser protagonistas activos en lograr este reto pero tambien creo que hasta q no esten alla arriba, valientes como uds. la historia en los medios no cambiara para el futbol y ya es habitual el destierro en los medios. Siempre he dicho q el “supuesto divorcio” entre pelota y futbolistas es responsabilidad de los medios y de la voluntad politica del pais, los atletas se llevan bien y demas esta decir q ambos pueden convivir y si no fuera el caso, los futbolistas cubanos y aficion no tienen culpa q hoy sea el deporte de las multitudes y la solucion no es virarnos de espaldas al mundo, se trata de integrarnos en él.

      • Gracias por tu comentario. te cuento que acá menos la Serie nacional de Béisbol, la mayoría de los torneso de primer nivel supuesta,mente de otros deportes, parecen clandestinos . precisamente el Torneo Nacional de Fútbol en su edición 98 se sabe el resultado al otro día navegando con suerte en ocasiones. Se ha mejorado un poco, pero para colomo tenmos las carencias tecnológicas, o pasa peor pues a los periodistas que atienden el deporte necesitan estar a veces atendiendo más de una disciplina deportiva; entonces bien las pífias y la falta de conocimiento de la metodología de un deporte determinado. Esto exige mucha preparación y especialización.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: