El día que fiché para el Tunas Football Club

AgenciaFutbolistasPocas veces mi sistema neurológico experimenta un placer tan grande como cuando le pego patadas a la pelota de fútbol. Me resulta difícil explicarlo de manera sintética, aunque  mi novia se apegue a una de las tantas  teorías “feminista” cuando dice que el balompié es para locos que corren de lado a lado, para en la agonía gritar: ¡GOOOOOL! Yo al final de su tesis me limito a responderle que somos millones de “anormales”, y no más.

La historia del título de este post surge de una combinación especial: Día de las madres- Fútbol-Las Tunas. Sí, ya se que suena raro, pero de los ingredientes de esta fusión nació una de las más interesantes experiencias “competitivas” de mi vida.

Puede que usted no conozca el paradero de Las Tunas; pues bien, les comento dos de los datos y/o “definiciones” más trascendentales: una de las 15 provincias de mi Cuba, y tierra que vio nacer hace casi dos décadas a mi media naranja.

Allá, a 122 kilómetros al este de mi  natal ciudad de Camaguey, partí el pasado fin de semana a mi primer viaje de “negocios”.

las TunasNada de lujos, ni fotos, ni cámaras de televisión; preferí alojarme en la casa de los padres de Liliana (mi novia). Así que cero paparazzis. Solo necesitaba la comodidad familiar y el espléndido calor que me brindaron mis suegros. Tenía todo lo que un atleta de alto rendimiento necesitaba. ¡Ah!, y no podía faltar la compañía de mi progenitora, representante en todas las cuestiones de marketing, publicidad y asuntos económicos.

En honor a la verdad, en mi país no existe el deporte rentado; sin embargo, yo ya había plasmado mi firma de contrato permanente con el Club Atlético de Monte Carlos; me había convertido en una especie de lo que fue  Pelé para el Santos de Sao Paolo.  Pero quería probar suerte, conocer la cultura oriental, aunque no precisamente llegara a China.pluma-firmando

El día de las madres funcionó como el móvil perfecto. La fecha festiva sería el factor sorpresa para despistar a los Mourinhos, Fergusons y Guardiolas, quienes también pretendían hacerse con mis servicios.cuba futbol

Las imágenes de Tunasport/TV ya me habían mostrado las características de la práctica más universal en el balcón del oriente cubano. Jugadores rudos, muy eufóricos y decididos; a estos condimentos, podríamos agregar también  la agresividad en su comunicación extraverbal.

Alguien me auguraba que no me sería fácil la adaptación. Los tuneros contaban con un sistema de juego muy ofensivo, en ocasiones tan “primitivo” que me sería indescifrable.

Mas, a nada de esto le temía,  todas las Ligas tienen su encanto, y mis futuros compañeros no desconocían los movimientos de Messi, Robben, Lewandoski, e incluso los últimos chismes y peinados del portugués CR7. A ellos también les llegaba la información más fresca.

Un paseo por la ciudad me permitió familiarizarme con la cultura de esta “urbe”, cómo vivían los aficionados que visitan el Tunas Park, y en qué consiste la famosa Jornada Cucalambeana. El ambiente era agradable, así que la idea me fue entusiasmando.pm-17971-large

Llegaba el momento crucial. En horario vespertino, luego de presenciar la premiación de una Copa para los niños del barrio, fruto de la cantera de Las Tunas Masia, la escena estuvo lista para mi presentación.

Sobre el mantel de la mesa se podía degustar regates, fintas, tiros a puerta y cabezazos; el traspaso parecía no tener inconvenientes, no fue escabroso llegar  a un acuerdo.

DSCF9370El contrato no resultó millonario ni mucho menos, no hubo cláusulas de restricción, ni se presentaron a los patrocinadores comerciales; bastó con poner a rodar un balón en aquella rígida superficie que a penas exhibía pasto.

La actividad no terminó con fuegos artificiales para no llamar mucho la atención. Tuve que estrechar varias manos para hacer oficial mi “transacción”. Ahora estaría vinculado a mi nueva institución por tiempo indefinido, tal vez hasta que Liliana, o la propia situación con el transporte quieran.DSCF9660

No llevaba bolígrafo, así que los autógrafos brillaron por su ausencia; solo se que firmaría con el número 10.

De muy emocionante califiqué aquel día sábado 11 de mayo… el día que fiché para el Tunas Football Club.DSCN4453

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el mayo 14, 2013 en Mis tiros a gol en crónicas y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Jajaja. Me cuadro el post, aunque por supuesto q se t salio la sangronada caracteristica tuya. Donde unico t execediste fue en la comparacion con Pele, vamos!! Entonces yo soy el Pau Gasol d los Tainos…

  2. Ale siempre con tu sarcasmo jajajajaja.Que bueno que te haya ido tan fresa en la tierra de tu otra mitad!Sobre todo haciendo lo que te gusta, tu pasion inquebrantable.mmmmmmmmmmmmuuuaaa, sigue asi.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: