Fisiculturismo de maní

inyecciones-aceiteA mí todo lo relacionado  con el fisiculturismo siempre me ha traído sin cuida´ o. Una vez me dio por hacerme el forzudo en un gimnasio y  tanto se contrajeron mis miofibrillas, que para el fútbol- mi verdadero modus deportandi–  se me hizo demasiado incómodo; tal parecía uno de la pandilla Power Rangers.

Los he conocido religiosos, incapaces de faltar a una cita con los hierros. Y que bueno porque el deporte es salud, no importa si es con ejercicios de barras paralelas, planchas o mancuernas. Acá en este acápite también podría resaltar los practicantes  de la halterofilia; hasta mujeres en Juegos Olímpicos tiene la disciplina.

fisicultoPero un por ciento muy elevado de los mechadores  -así se les conoce en Cuba a los amantes del fisiculturismo- no acuden a los centros de preparación con la mirada puesta en las competiciones exhibicionistas de dicha modalidad atlética, ni para emular con Arnold Schwarzenegger, el ex gobernador de California.

El hecho de  ganar masa muscular está asociado con los patrones de belleza, que idolatran las pretendientes, alias jevitas. Es una vía muy eficaz para camuflajear la posición  económica, y hallar pareja del sexo opuesto…bueno, casi siempre es opuesto.

Por desgracia prevalecen algunos que han adoptado otras vías muy poco ortodoxas para adquirir ese volumen en brazos, espaldas y hombros que con el esfuerzo físico le es imposible alcanzar. Y lejos de beneficio alguno, solo logran destruirse. La lista de pastillas estimulantes es muy variada, como variados son los doctores autodidactas que se las auto recetan.

fuerte-02

Son Facultades de Medicina ambulantes que en los últimos años han venido desarrollando un Doctorado llamado Aceitico de Maní.

Sí, este es la última invención, más galardonada que el Heberprot-P. El tratamiento consiste en inyectarte la sustancia maniciosa. Y es al seguro. Para ellos no hay píldoras capaces de superar las posibilidades de las inyecciones a base de Aceite de Maní.

f0210113Es sencillo. Olvídate de las venas, arterias, colesterol, músculos inflamados; un suministro del aceite en sangre y ya estás listo…para el hospital. Entonces a correr los doctores a  hacer magia en los salones de cirugía, y a extirpar.

Pero no hay quien les inyecte el cerebro con sentido común. ¿De dónde habrán sacado a estos Charles Darwin de la modernidad?

4020908-una-jeringa-de-inyeccion-de-medicamentos-en-un-cerebroVarios incluso aseguran que este doping desborda los patrones de legitimidad, pues las dosis vienen de “afuera”, o sea que la elaboración no corre a cargo de fabricantes nacionales, por tanto para ellos se  legitima más el producto. Y  corroboro cuando les hablo, que la ignorancia es osada.

Desconozco el precio exacto del venenillo aceitable. Solo se que existen  muchos Pablos Escobar en el negocio, aprovechándose del cartel de anormales que se cuelgan algunos; como si acá las campañas de alfabetización no hubiesen sido hace ya más de  cinco décadas.

Mi post solo es un granito más en la batalla  de prevención. Me he adueñado de una fobia enorme ante las acciones antinaturales. Que los músculos estén limpios, pero primero usted, amigo fisiculturista, pásele  el Kasperski a su cerebro.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el agosto 23, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: