Experiencias de un softbol a la piña

DSC_0233

Turno al bate ante el equipo de Medios Nacionales en el terreno de la EIDE de Villa Clara.

Tal vez sea más feliz cuando deje de tomarme todo lo concerniente al mundo deportivo menos a pecho, y le reste una dosis de seriedad. Ya me he dado varias terapias pero resulta insuficiente. El Torneo Nacional de Softbol de la Prensa me trajo más de lo mismo: me dejó vacío, como cuando termina la Copa del Mundo sin que tu selección gane.  Después de la última incursión en Matanzas 2009, tras  varios rifi rafa  , y a la espera de  los efectos de las temporadas ciclónicas- serias amenazas para la continuidad del más importante evento atlético de los periodistas cubanos-, el equipo de mis amores, Camagüey, tuvo que fraccionar sus fuerzas.

Así fue que  surgieron los polémicos refuerzos y las fusiones de equipos, como la Pinar del Río con Guantánamo para imitar el disco Extremistas Nobles, de Frank Delgado con  Buena Fe.

DSC_0769

Me mantuve en el short stop avileño en los nueve encuentros

A Ciego de Ávila fui a parar, gracias a gestiones previas con los excelentes colegas amigos, sumadas  a las ansias de  demostrar que acá, en mi tierra natal, si hay gente con cualidades atléticas, y no solo destinadas a tomar infusiones y leer periódicos.

Pero los avileños no me habían  avisado que de las versiones de anteriores campeonatos y su currículo con su medalla de bronce, apenas quedaban  las fotos a manera de fuente documental. En esta versión de Villa Clara 2013 se camuflaron de una imitación camagüeyanizada  en ediciones precedentes.

DSC_0264

Raúl fue nuestra principal carta de triunfo, pero no se le jugó bien a la defensa.

Ciego nos quedamos. Hicimos las de notros y las de los contrarios. Fuimos víctimas de nuestros propios actos terroristas.

Dicen que lo errores solo lo cometen quienes se involucran en el terreno de juego; mas ahora las pifias solo podrían catalogarse como actos de genocidio, atentados que bien pudieron costarle la vida a nuestro lanzador Raúl del Pino.

Elevados que descendieron  muy cerca de la cabeza, y  roletazos inofensivos que provocaban tiros que solo se agotaban cuando ya hasta  el manager contrario  hubo anotado, se robaron el show de nuestros jugadores a la defensa.

DSC_0375

Partido contra Granma. Única victoria nuestra . Marcador final 9 carretas por 1

En el orden ofensivo si que no le infringimos daños a los oponentes. Quedábamos muy vulnerables a ser retirados de 1 2 3, con varios doble play incluidos. A ello podríamos agregarle varias primeras entradas fatales , donde equipos como el de  Sancti Spíritus, que habían perdido 5 juegos consecutivos, logró rehabilitarse con 10 carreras.

Lo cierto es que a Ciego le pasó de todo, me sería sencillo confeccionar un libro y dejar una bibliografía muy extensa. Desde el primer choque las circunstancias nos dejaban bien claro que todo conspiraría en nuestra contra.

El partido inaugural contra los anfitriones villareños sentaba cátedra en la historia del arbitraje del softbol a la piña, cuando el árbitro ubicado en la primera almohadilla tomó una decisión sui géneris. Tras una chiringuita del autor de este texto a la pradera izquierda, que  me permitió llegar a tercera,  el vestido de negro del cojín inicial, en un acto de chivatería descarada le comunicó al conjunto local que el bateador corredor no había pisado la inicial. ¡Que bárbaro! Fui delatado vilmente. Representaba la carrera del empate en nuestra  última oportunidad al bate.

DSC_0830

La avanzada camagueyana que participó en el torneo. De izquierda a derecha Félix Anazco, Alexey Nápoles , Raúl del Pino y Fidel Manzanares

Completamos la jornada con dos caos cuando recibimos en apenas 7 entradas la friolera de 42 anotaciones. Luego, entre las lluvias, los viajes en guaguas Girón desde Ranchuelo, y algunos desajustes de las condiciones físicas de nuestras alineaciones, dieron al traste a un resultado un tanto funesto, de una victoria en nueve presentaciones.

Las propias precipitaciones provocarían un abrupto desenlace de la competición, que dejaría a la selección de Medios Nacionales con el máximo trofeo, cuando aun faltaron por celebrarse dos partidos de la clasificación.

La decisión provocaría algunas desavenencias, claro, Ciego nada que reclamar, salvo la posibilidad de eliminarse en  un futuro Torneo de Ascenso, en dependencia de la cantidad de equipos que pueda hospedar Holguín, presumiblemente la próxima sede. Acá a Camagüey me traigo, las imágenes de los papelazos más diversos, y sobre todo la experiencia para que no se me repita una película de terror  con escenas similares.

DSC_0477

Estuvimos en una actividad en un poblado perteneciente al municipio de Placetas donde fuimos recibidos como héroes

Parece que eso de la fraternidad y el serle esquivo al famosos championismo quedó extinto de la historia del softbol de la prensa en Cuba. Me alegra realmente que así sea, pues a la Serie Nacional de los medios de difusión en esta isla le hacía falta algo de rivalidad, pues a nosotros los cubanos realmente no nos gusta perder ni en el patinaje sobre hielo, a pesar de la escasez de recursos.

Fuera del aspecto puramente deportivo cero quejas. Las discusiones de nada nos servían, así que las desechamos. Las madrinas de la ANAP lucieron como las mejores del evento. Incluso nos reservaron un viaje a la cooperativa campesina en la cual se inspiraría el escritor de la maltrecha novela cubana de Palmarito donde fuimos recibidos mejor que los medallistas de los Juegos Olímpicos de Sydney.

DSC_1045

Equipo de Ciego de Ávila en la jornada de clausura junto a una de las madrinas

Cierro los ojos  y ya me veo en Holguín 2014, en el campo corto de Camagüey, representado en  el XVI Torneo Nacional de Softbol de la Prensa Jorge Luis Valdés Rionda in Memóriam.

Anuncios

Publicado el diciembre 3, 2013 en Bate en mano y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Chama: Acabas de demostrar que todo en la vida no es ganar, sino siempre quererlo. No seas tan exigente contigo mismo en el deporte, que eso te hace parecer pesimista en tu periodismo. BUena la novela, bueno el torneo para todos y mejor el próximo, cuando Cguey esté con toda la banda…. al menos con la que queda con deseos de jugar. UN abrazo y un aviso: en enero voy para alá y espero jugar softbol con “MI EQUIPO”

  1. Pingback: Softbol pasado por agua | Reflexiones de Raúl

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: