El balompié del adivina adivinador

DSC00178

Danilo Baró Smith, ha corrdio con suerte en la puerta de Camaguey

El empate sin goles entre Camagüey y Las Tunas en Manatí, correspondiente a la sexta fecha del 99 Campeonato Nacional de Fútbol de primera categoría, alias Liga MDM, me sirvió, más allá de la pérdida de la “virginidad” en cuestiones de transmisiones  deportivas (tuve la chance de comentar para la Emisora Radio Victoria), para revalorar la capacidad de los   practicantes de esta disciplina en el nivel más alto de este país.

En la mañana me había dado el primer trago de mi amargo vino con el partido entre La Habana y Holguín desde el Pedro Marrero, la agrietada casa de nuestra selección nacional que pide a gritos el relevo del proyecto sintético de La Polar. Y tras algunos apuntes me enrumbé hasta el norteño municipio tunero donde me esperaba el plato fuerte de la jornada sabatina.

DSC00241

En la mayoría de las canchas en Cuba brillan los huecos , pelados, baches

Los reunidos en el Ovidio Torres esperaban todo un espectáculo, y así fue. La grama del estadio- acá en ocasiones  nos excedemos con el concepto de ESTADIO-estaba habilitada para un acto circense donde la magia y las acrobacias corrían a cargo de verdaderos héroes que pasan más de 90 minutos al sol tratando de localizar el conejo de la chistera.

DSC00189

Jugar de espaldas a portería y recepcionar el balón se vuelve toituoso para los delanteros

Sí, porque salvo excepciones, en las canchas cubanas solo hay espacio  para tirar un poco de patadas y esperar que una de ellas lleve la bola entre los tres palos. No les miento. Tuneros y camagüeyanos  se enfrascaron en la batalla, y que difícil les resultaba todo. El aire batía como en una pradera africana y el pasto se sentía como si estuviese moldeado con cemento.

Resultaba imposible entonces coordinar acción alguna. Nadie tenía el don de focalizar la esférica, ella  parecía impredecible; así que si a los jugadores el técnico les explicaba que la lanzaran a la espalada de los defensas, simplemente la orientación se volvía misión imposible. Las oportunidades de crear una jugada con decencia se minimizan en esta especie de terreno. A lo anterior podríamos sumarle que la interpretación de algunos aspectos teóricos por parte de los balompedistas antillanos resulta penosa.

DSC00188

Maykel Celada se retrasó unos metros en la cancha para abastecer más el ataque tunero

El conjunto local las  tuvo más claras, a pesar de prescindir en la primera mitad del encuentro de Dayron Blanco con pasaporte para  los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011. Las ganas llevaron a los tuneros a hacer las cosas un poco mejor, lástima que no pudieron materializar los deseos en el marcador. Los semi oxidados tubos de la portería y la fortuna-santería del portero rival le impidieron la anotación en más de una oportunidad.

La visita no mereció mejor suerte. La etiqueta de favorito de los chicos de Camaquito quedó un tanto desteñida, más con las ausencias del capitán Armando Coroneaux-acumulación de tarjetas- y del también internacional Dagoberto Quesada, a rastro con su muslo derecho desde el encuentro ante La Habana.

Camagüey se vio entonces obligado a cambiar el sistema de juego; no se presentaron con volantes abiertos en ataque, y parecían un equipo inocente, escasos de ideas y muy falto de liderazgo. Igual pudieron haber encontrado algún premio en una de las tantas jugadas locas de este tipo de CERO A CERO.

DSC00171

El saque inicial. Ángel Horta y Keyler García

A ciencia cierta, en lo particular cada vez que veo estos compromisos atléticos me pregunto lo mismo: “¿A qué fútbol juegan estos muchachos?”

Al unísono la gente en el graderío se batían a coros -muy marginales por cierto-, pues no fueron pocos los hinchas que hicieron el viaje desde la frontera agramontina; tiempo la Champions que los de Dortmund van a Lisboa, y los de Liverpool  cantan  su “You´ll never walk alone”,  cuando arriban a  San Sebastián.

DSC00221

2800 aficionados en el Ovidio Torres

Sinceramente de los aspectos deportivos no me queda mucho más que contarles; salvo que al término del mismo en la guagua de Camagüey no se sentía ni la impertinencia de una mosca, mientras que los de la escuadra rival se sentían orgullosos y complacidos por lo ofrecido en los 90 minutos.

El próximo fin de semana en Morón chocarán Ciego de Ávila-líder con 12 unidades- y Camagüey que llegó a 8. Se presume un partidillo bastante “caliente” pues los antecedentes históricos auguran una fuerte disputa. Las Tunas volverá al Ovidio Torres para esperar con el mismo “manual” a Sanctis Spíritus.

El resto de la jornada del primero de marzo se completa con los duelos Cienfuegos vs. Villa Clara (8), Guantánamo contra La Habana (10), y Pinar del Río-Holguín.

 

Anuncios

Publicado el febrero 24, 2014 en Fútbol al 100% y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: