El baúl del olvido de los precios

130345756284m0NWDicen mis padres que unas decadillas atrás, hace ya unos 30 años, 100 pesos CUP- aun no existían ni el Big Bang del CUC- resultaban más que suficientes para hospedarte en el mismísimo Hotel Nacional, y dártelas de Paul McCartney en su visita furtiva a La Habana. O sea, lo que en la actualidad se cataloga de un lujazo, antes era de lo más común.

De esas historietas tengo ya facturadas cerca de 948 mil versiones.

Hoy con eso de los precios tengo otras anécdotas, propias de mi generación. Vamos a enmarcarlas a principios de este siglo, con el comienzo de mis primeros y empíricos “análisis” económicos, cuando mis progenitores se encargaban de darme el dinerito para la merienda y empezaba con las fantasías de la alcancía para comprarme mi guante para jugar al béisbol.

Pues resulta que las crisis financieras, la especulación y los desastres con el sube y baja en la pantallas digitales de Wall Street por la cotización del petróleo, acabaron con la tradición de algunos precios en especial aquellos de productos y servicios más demandados por los cubanos.

chica1-629x463Empecemos por el más legendario de todos: UN PESO- y continúo con la linea del CUP-. En esta categoría entra el equivalente a una barrita de maní, en grano o molido según su preferencia; un refresco nunca gaseado; una pila de limones; un heladito frozen; y las bolitas de panes con las variante untables: mayonesa, pastica de queseseyó o mantequilla. A PESO también era el granizado y la cabeza de ajo.

Ayer tras guardar mi bici en el parqueo, ahora convertido en local arrendado por unos señores con cara de malos, me convencí que no queda nada de UN PESO. Todo se multiplicó; ahora son DOS. Así de simple, lo reflejan las tablillas de las ofertas.

Y no es que la calidad haya aumentado con los asuntos de la atención al cliente gracias al buzón de quejas y sugerencias, nada de eso. A UN PESO  se le hizo su funeral, consta en actas.

precios-cuentapropiaOtros desajustes y traumas poblacionales causa la desestabilización de los CINCO PESOS. Por el 2000, cuando se especulaba del fin del mundo, decir CINCO PESOS hacía temblar la anatomía de cualquiera. Pero eso pasó al olvido.

Aquellas pizzas buenísimas de queso a cambio de 360 centavos, quedaron en la memoria popular. En provincia como mínimo este bocadillo de origen italiano te cuesta CINCO cañas…y en LA Habana se duplica su valor. Si le quieres añadir tocineta, atún, jamón u otro derivado cárnico, entonces aguántate, porque perderás la noción del salario.

Podríamos incluso decir que la metamorfosis sucedió de los Pesos ligeros al omnipresente súper pesado CINCO. La barquilla, las hamburguesas, el estacionamiento de los carros en horario diurno, las flores más sencillas y las postalitas para los enamorados.

Y claro, por transitividad, la sociedad ha sido testigo de la irrupción de los 10 PESOS. Pelados masculinos- solo no se le cobró a Ban Ki Moon pues no se aceptan cheques de la ONU-, pasajes intermunicipales. Incluso la locura llegó a los limpiabotas, pues la materia prima de los betunes en 2014 se fabrica con compuestos químicos muy costosos.

CUBA-CELAC-UN-BAN

Presidente de la ONU de vista en La Habana

No sigo con otras categorías, pues entonces tendría que mencionar a la carne de cerdo y culminar con la valoración de las casas y los carros. Palabras obscenas.

Conclusión: los precios son como modas, tendencias mediáticas que luchan contra la gravedad, dignos en sí de un Premio Nobel de disturbios y agitación civil. Así se lo contaré a mis nietos, digo si no me sale muy caro llegar a viejo.

 

 

Anuncios

Publicado el abril 15, 2014 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: