Archivos Mensuales: octubre 2014

El Barcelona sin el Mejor del Mundo

GRA303-MADRID-25-10-2014-El-de_54417537219_54115221152_960_640

No hubo rotura del récord de goleo de Telmo Zarra, ni se levantó a aplaudir la afición madridista, ni fue necesario detener el partido por la llegada a 253 goles en el torneo de fútbol de primer nivel en España. Leo tendrá que esperar la otra jornada.

Ya no nos aferremos más. Messi pertenece al sistema de los mortales, y en
este último Clásico dejó guindado en la casa el cartelito de Mejor del
Mundo.

Aceptémoslo porque el asunto terminó de ser noticia y no precisamente por la derrota del  Barcelona, idolatrado e invencible ante la vista de los fanáticos endulzados por 6 Copas en 2011. Así nos los hizo creer el talento de los futbolistas dirigidos por Guardiola en complot con la prensa y los mecanismos del Mercado. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Yuma

En algún recóndito y marginal paraje cubano a alguien se le ocurrió fusionar la Y griega, alias la Ye, con la U, la M, y la A. Le resultó fonéticamente agradable, lo propuso en tres o cuatro mesas de dominó, y se expandió. Así debe haber surgido el término Yuma, especulativamente teorizando.

8fcef825cbc8ad316c6eab8ab0633593

Tal vez lo más famoso de Yuma es el tren asaltado por Russell Crowe a las 3 y10

Si le echas un vistazo al sabelotodo Google, te topas que Yuma es una árida y pequeña ciudad de Arizona donde hay un sol que le ronca la berenjena con más de 4 mil horas de alquiler al año. Tal vez lo más famoso de Yuma es el tren asaltado por Russell Crowe a las 3 y10, en aquel filme del oeste de taquillera aceptación en el mercado cinéfilo estadounidense. Lee el resto de esta entrada

Y si a Víctor se le van…

cvm-13-06-16-0311

En la 54 Serie Nacional José Miguel Fernández bateaba para un promedio de 315 en 54 veces al bate

Tarde en la noche recibí el primer informe por los conductos de la teoría del rumor. Suena el teléfono, y respondo, acto seguido me espetan: “Chama viste, dicen que se les fueron en fuga masiva como 6.” Hacía catarsis beisbolera, gracias al equipo de producción de Tele Rebelde, que me facilitaba el segundo encuentro entre Matanzas y Las Tunas.

Me extrañaba la ausencia en la alineación matancera de José Miguel Fernández, Gracial, el cátcher Lázaro Herrera y el jardinero Heredia. Lee el resto de esta entrada

Memoria D´Colección

comocaidasdelcielo2

Sopita Maggie

Regada en los blogs de algunos homólogos anda fragmentada parte de la leyenda de las Colecciones. Lejos entonces quedó mi estudio de la génesis del fenómeno, enmarcado en la era Periodoespecialesca. Pero a mí me queda mucho por decir al respecto, porque fui niñito cubano de la última década del siglo que ya dejamos atrás.

Las colecciones. ¡Que bárbaro! La gente las tiene de todo tipo: pájaros e insectos disecados, sellos, libros, monedas, huesos, aparatos sexuales raros, bonsáis, radios, tecnología vieja de IBM, cartas de navegación, hasta manuscritos falsos del Papa… qué sé yo. Existen cientos de fetichismos al respecto. Sin embargo nada, nada podría compararse con la espectacularidad de las colecciones de papelitos, sobrecitos y etiquetas de mercancías que teníamos los infantes cubanos de hace 20 años.

Les explico. Una Colección, teóricamente hablando, no es más que aquella cantidad de basura almacenada en soporte de libros o libretas, y que prendida por presillas, los chiquilines antillanos llamábamos Álbum. La recopilación funcionaba como un pasatiempo con valor de uso, cambio, y podía inclusive traernos algún capital. Lee el resto de esta entrada

Memoria D´Colección

comocaidasdelcielo2

Sopita Maggie

Regada en los blogs de algunos homólogos anda fragmentada parte de la leyenda de las Colecciones. Lejos entonces quedó mi estudio de la génesis del fenómeno, enmarcado en la era Periodoespecialesca. Pero a mí me queda mucho por decir al respecto, porque fui niñito cubano de la última década del siglo que ya dejamos atrás.

Las colecciones. ¡Que bárbaro! La gente las tiene de todo tipo: pájaros e insectos disecados, sellos, libros, monedas, huesos, aparatos sexuales raros, bonsáis, radios, tecnología vieja de IBM, cartas de navegación, hasta manuscritos falsos del Papa… qué sé yo. Existen cientos de fetichismos al respecto. Sin embargo nada, nada podría compararse con la espectacularidad de las colecciones de papelitos, sobrecitos y etiquetas de mercancías que teníamos los infantes cubanos de hace 20 años. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: