El Huevo y Yo

can-stock-photo_csp7708448A mí no hay quien me joda, Darwin no revisó bien la página web del CAN (Combinado Avícola Nacional) a la hora de explicar la teoría de la evolución de las especies. Sí, porque ya analicé a profundidad el asunto y llegué a la conclusión de que tengo algún parentesco biológico con el huevo…de gallina.

No, no tengo plumas ni cosa por el estilo; pero según el ritmo de consumo que he llevado en 27 años, hasta debería tenerlas. El huevo tiene asegurado su puesto en la cámara baja y alta de mi Senado Dietético. Es un ente político de contundente legislatura gastronómica. Huevócrata podríamos denominar mi partido.

Siento que esa cápsula de frágil ruptura forma parte de mi vida. Cuando se cuente la historia de este bloguero no se podrán olvidar dos ingredientes: el pan (mis amigos dominan el tema) y el huevo.

Y es que el huevo tiene magia, tal vez la magia propia del Periodo Especial. He llegado a pensar que es un invento japonés; pero después me acuerdo que no, que esa gente respeta mucho la naturaleza y no deben ingerir el semen de pollo concentrado. Allá ellos, se lo pierden. Lo siento por la descendencia de Rebelión en la granja.

huevos-de-gallina-5826091z0

La mismísima NASA lo primero que garantiza para la logística de sus expediciones a la Luna es un file e´ huevo.

Fijémonos bien en sus posibles variantes de cocción. Sin ser chef les puedo adelantar que son múltiples. Estoy seguro que la mismísima NASA lo primero que garantiza para la logística de sus expediciones a la Luna es un file e´ huevo.

En Cuba, a juzgar por los problemas con el aceite con niveles bajos de colesterol, las modalidades más demandadas en casa son: el frito, la tortilla sin na´, y el mega económico hervi´o. Las tres con espectaculares valores nutricionales; se los digo yo con vasta experiencia en el consumo de la materia.

Mis mañana cobran vida cuando deleito el paladar con un huevo. Conmigo esa bobería de “Apártame la yemita”, no va. Le fajo a la yema, a la clara, y si la envoltura se pone a bobear le enderezo una mordía, aunque después rectifico y pienso que la vecina me la pide para molerla y hacer cascarilla. El huevo incluso tiene los suyo en los experimentos del folklor criollo.

Se especula que la ingestión de dos huevos equivale a un bistec de tilapia de potrero. Deshago la tesis. Ya estuviera ingresado en fase terminal a causa de la enfermedad de la Gota.

Mas el huevo lo tiene todo para ser considerado un plato fuerte. Junto a la mortadela y el picadillo MDM, se convierten en un equipo salva vidas. Rápidos, efectivos y de fácil preparación. Ojalá estuviese viva Nitza Villapol para tener una fuente de información más efectiva.

Se puede preparar revuelto, blandito, duro, y hasta al strike a riesgo de contraer un parásito. Lo anterior sin contar el apartado de dulces caseros: pudín, flan y cake del Día de la Madres.
Al huevo mi más sentido homenaje. Sin dudas este Punto de penalti tiene en sus genes algún que otro elemento ovíparo.huevo

Anuncios

Publicado el diciembre 3, 2014 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. En honor a la verdad y sin que me quede nada por dentro. No deberíamos estar burlándonos del huevo y deberíamos hacerle un monumento. La mayoría de los cubanos no concebimos la vida sin él, es el salvavidas de todos nosotros.

    ¿Que sería de la hemoglobina del cubano sin el huevo? 3, 2, quizás 1.

    En fin, estaríamos muertos…

    VIVA EL HUEVO, Patria o muerte, con el huevo venceremos…

    Cami

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: