Partidas que me alegran

951573-La-gente-se-va-a-desaparecer-Color-ilustraci-n-de-la-gente-de-atr-s--Foto-de-archivoLos cubanos tenemos el don de multiplicar las ventas de periódicos en el extranjero. Lo que suceda en Cuba o referente a este país, alcanza un valor noticia estratosférico. Dicen que la sede principal del Washington Post en Saturno tiene destinada una oficina especial solo para los asuntos originados en nuestro archipiélago; y que las ventas de las publicaciones al respecto revientan los registros históricos cada año, por el alto consumo de los E.T saturnenses.

Y a mí me encantaría difundir este post en aquel pedazo de vía láctea; porque ya ellos deben saber que en Costa Rica, una pequeña porción centroamericana, duermen en colchones de albergues miles de cubanos, que aguardan por un autobús para cumplir su sueño americano. Claro, los E.T saturnenses saben del American Dream, porque Rihanna tiene preparada una gira por allá, y los MTV Awards volverán a ser transmitidos por Saturn Channel.

Lo que en aquel planeta desconocen es que entre ese heterogéneo grupo de cubanos, los hay de todo tipo: gente buena y noble, mala, ladrones, profesionales, decentes, devotos diverso y jineteras (para la explicación de las jineteras luego les envío un e-mail, hay cosas más importantes que contarles de la mujer cubana, llena de gloria e historia).

También en el batallón abundan los vagos que no tienen idea de economía política y que se lamentan de haber nacido en esta isla repleta de sol, matices y colores. Pero solo estorban, critican.

A juzgar por la estirpe moral de varios elementos que conozco, la tranquilidad en la residencia no debe ser muy pacífica que digamos.

Me llena de satisfacción que ya no estén muchos; y no solo porque me place que las personas alcancen orgásmicas metas superiores, sino porque además hay menos bulla en el barrio, menos gente metiéndose mentiras en las esquinas y sacando conclusiones ultra ignorantes acerca de temas financieros estatales.

Siento una molestia en la médula espinal terrible cuando les veo. Parásitos acaparadores de harina de la panadería o de útiles del hogar del kiosco de la esquina. Odio a los  vividores, a quienes no trabajan ni se buscan decentemente la comida del diario; me repugnan los dueños de poca monta del Black market que al final del día menosprecian mi condición salarial universitaria, e ignoran cualquier precepto moral; porque sé que pasan de largo esa política de “reincorporarlos a la sociedad.”

Me satisface enormemente que las puertas de la emigración estén abiertas para todos, pero si se vienen nuevas crisis de balseros o si descubren que por Turquestán se puede llegar a EE.UU, me encantaría que todo el lumpen de este país se acogiera la Ley de Ajuste Cubano (no se preocupen saturnenses, luego le mando otro e-mail con el tema).

A los de Saturno nada le debe importar lo de mi tranquilidad, pero igual se los digo.
Ellos también pdeberían  estar preocupados porque la NASA anda en proyectos de alquiler de naves para transportarse hasta allá. Na, pero de seguro los vagos no les alcanza el dinero para camuflarse en uno de los contenedores lleno de ropa recicladas con ese destino.

Anuncios

Publicado el enero 29, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: