Chapman, Ortega, Juantorena, y el cheque de Roma

Cuba's Aroldis Chapman pitches in the first inning of a World Baseball Classic game with Australia in Mexico City, Tuesday, March 10, 2009. (AP Photo/Gregory Bull)   Original Filename: Cuba_Australia_World_Baseball_Classic_MXGB103.jpg

Cuba’s Aroldis Chapman pitches in the first inning of a World Baseball Classic game with Australia in Mexico City, Tuesday, March 10, 2009. (AP Photo/Gregory Bull) Original

La nota me la llevo a casa para leerla con más calma. Los medios norteamericanos especializados en temáticas deportivas se jactan con bombos y platillos: Aroldys Chapman ya es ciudadano norteamericano, y ahora existe la “posibilidad” de que pueda lanzar por los Estados Unidos en el Clásico Mundial de Béisbol del año próximo.Él no deja las puertas cerradas para integrar el equipo norteño; hasta dijo sentirse ¿emocionado? al cantar el himno de aquel país. (Disculpa Aroldys pero lo de la emoción no te lo crees ni tú mismo. De inglés, Washington y las 13 colonias, debes saber lo mismo que del sistema de seguridad de la NASA.)

El País, casi simultáneamente destaca la oportunidad enorme de medalla para España,con Orlando Ortega en la prueba de 110 metros con vallas en el próximo agosto  en  Río de Janeiro . Para colmo de noticias, persiste la especulación sobre la probable participación de Osmany Juantorena por el sexteto italiano de vóley en los Juegos Olímpicos organizados por Brasil.

Demasiado para mí, para mi orgullo nacional, y para estas ganas “retrógradas” de no aceptar que los míos compitan por otra nación, mientras acá nos quedamos de brazos cruzados, y miramos con ojos de haber sido traicionados.

1462471859_694658_1462472160_noticia_normal_recorte1

Orlando Ortega podría convertirse en medallista olímpico para España en Río de Janeiro 2016

Porque, por ejemplo, Chapman de anglosajón solo tiene el apellido; porque Ortega con su peinado yoruba es más cubano que la palma real; y porque Osmany Juantorena es tan santiaguero como la conga oriental aunque así lo camufle el color de su piel.

Hace apenas dos años Cuba tomó una de las decisiones más trascendentes en la historia de las políticas deportivas. Hoy se les permite a través de Cubadeportes a nuestros atletas insertarse en el circuito internacional no amateur. Y aunque mucho nos queda por legislar para facilitar un proceso que nos ha sido forastero por décadas, el paso es significativo. Luchadores, peloteros, futbolistas, polistas, ajedrecistas, baloncestistas, y muchos otros ya compiten a nivel de clubes bajo sistema de contratos como profesionales. Una mejoría notable para su economía.

Pero a nuestras leyes les faltaron acápites. Me quedé con el sabor en la punta de los labios, pues un batallón de aquellos que se tomaron la ¿justicia? por sus manos, pies y cerebro, no recibieron autorización para regresar a representarnos. Y ahora Roma quiere los servicios de los “traidores”. Hasta les facilita el trámite, no pierden el tiempo, conocen del talento de los antillanos. Gracias al Espíritu Santo no le pueden comprar el corazón. El verdadero sentimiento patrio es imposible de sobornar.

Chapman, Ortega y Juantorena de romanos no tienen nada, más bien son de la pandilla de Astérix y Obelix, aquellos galos que jamás bajaron la cabeza ante el gran César en esos dibujos animados que siempre recuerdo. Pero al final quieren participar en el circuito atlético organizado por los propios italianos; así es la vida de irónica.

Desgraciadamente los perdimos, y la culpa es de todos. Pero siempre hay tiempo de rectificación. Hay un pueblo que les quiere de vuelta, les espera y aún les admira, porque son nuestros.  La orgullosa posición de no permitirles regresar deja heridas en el corazón de la nación. El castigo resulta tremendamente doloroso.

Nadie puede arrogarse el derecho de usurpárnoslos; solo nosotros podríamos darle libre visa. Y ellos son tan nuestros como el son, como Lecuona, Martí, y el Heberprot P para el tratamiento de la úlcera del pie diabético.

Cuando percibo atletas con apellidos raros compitiendo por tierras incoherentes siento como si algo estuviese fuera de sitio. La imagen de Ortega, Juantorena y Chapman con otras camisetas, extrañas, muy extrañas, se me hace una propuesta visual demasiado agresiva, porque ellos llevan dentro el nombre de Cuba.Italy+v+Venezuela+FIVB+Men+Volleyball+World+8ArErxeGvR2l

Las siguientes palabras de Osmany Juantorena el año pasado a DeporCuba me dice de qué va la historia:

¿Jugarías por Cuba?
Sinceramente no. Primero porque ha pasado mucho tiempo y ya no tengo la edad suficiente para jugar por Cuba. Segundo porque manifesté por medio de una carta a la Federación mi disposición de jugar y aunque la respuesta fue positiva, tenía la condición de dejar Italia. Una exigencia que no pude aceptar porque no podía abandonar mi carrera y todo lo que había logrado hasta ese momento, para estar todo un año prácticamente inactivo y representar a Cuba.

¿Italia es una opción?
Podría ser. En estos momentos es la única oportunidad que tengo para jugar unos Juegos Olímpicos ya que como expliqué, por Cuba no va a ser posible. Es el sueño de todos los deportistas a nivel mundial  participar en una Olimpiada. Si la única oportunidad que tengo de jugarla es por Italia, yo juego por Italia. Soy cubano, represento a Cuba, pero esta es mi carrera. Los años no perdonan y no te puedes sentar a esperar. Ya tengo 30, es Río o nada, porque si no pasa ahora, no sucederá, A los 34 años ya pienso haber terminado mi carrera deportiva.

Los quiero  de vuelta, odio redundar sobre los múltiples motivos. Hemos tomado decisiones importantes, hemos rectificado algo,  sí, un 50 por ciento. Falta más.

Dicen  que Roma paga a los traidores, pero los despreciaNo quiero que el gran imperio romano ose poner a los cubanos en ese listado para luego despreciarlos, no lo permitamos por favor.

 

 

Anuncios

Publicado el mayo 16, 2016 en Uncategorized y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: