Preocupado por tanta vulgaridad

OPT_mona_vestida_seda_retParece que todos los sitios de la ciudad están contaminados. Resulta imposible no percibirlo. Ya sufro los efectos de una eminente sobredosis, y hasta me sentí obligado a escribir en tono denuncia.

El “consumo” de la vulgaridad se extiende, está de moda y nada ni nadie parece ponerle frenos al #Despelote. Ya con él, con el Despelote, no pueden las spots mediáticos, ni las campañas educativas en las escuelas. La efectividad de alguna estrategia gubernamental que alcance a detener este fenómeno podría ponerse en tela de juicio.

Recientemente publiqué en el feisbu: “Exijo que algún órgano legislativo prohíba el siguiente estribillo: Soy negro, soy feo pero soy tu asesino” . El corito reguetonístico es trending topic en la jerga de miles (no exagero en la cifra) de seguidores de un tal Chocolate. Un exponente del género musical, de poca monta, quien fue capaz de producirse incluso un CD desde la prisión donde permaneció algunos meses por una de sus desfachateces. ¿Y saben qué? El título de la canción es el Palón Divino.

Ahora es moda andar sin camisa en cualquier espacio público pa’ ostentar la osamenta y la guapería; en el mismo orden maltratar a las chicas, hacerlas sentir inferior y espetarle cualquier ataque auditivo, y lo peor es la sensación de gloria que experimentan los practicantes. ¡Qué bárbaro!

Vivir en la obscenidad, en lo más bajo de la moral, en lo que se ha condenado por lo éticamente correcto, toma adeptos a pasos agigantados. Ahora muchos insisten en bailar vulgar, con gestos desmedidos, con desprecio hacia el resto, y con ese sentido de la superioridad que excede el narcisismo para proclamarse Dios impoluto de lo banal.

Me preocupa incluso el cuestionamiento al batallón de los aferrados al buen gusto, a la civilización, al proteger la esencia humana y la sensibilidad.

Si te enamoras , si regalas un flor, si lees , si hablas en voz moderada, si no insultas al hincha del equipo contrario, si dejas de arrancar la señal de tránsito, si te preocupas por ponerte la camisa del uniforme por dentro del pantalón o prefieres crecer en materia intelectual, vas fuera de moda, eres cheo, no eres toca’o y por tanto eres el raro.

Desgraciadamente los patrones de conducta que han proliferado son los del “Soy negro, soy feo pero soy tu asesino”. En este particular, debe entenderse que la criminalidad contrapone la racialidad y la percepción subjetiva de la fealdad. Según promulga el autor. Entiéndase por homicida ese ser “irresistible” para las mujeres (una especie de casanova) y que porta todas las condiciones intrínsecas para solventar cualquier situación de peligro.

Las campañas de embrutecimiento generadas por factores y fenómenos que van desde la industria cultural, las carencias educativas e instructivas, la problemática económica, nos han lastrado a un punto de pesimismo. Aunque iniciativas como la de Raúl Paz y sus Diálogos itinerantes en las universidades cubanas son como una luz al final del túnel, pero solo al final. Revisar las redes sociales y ver lo posteado me vuelve a dejar sin aliento.

La agenda ministerial cubana debe andar recargada, pero este tema habrá que revisarlo una y otra vez. No podemos cansarnos, saldría Martí de su tumba para darnos algunos pescozones y recorlelie.jpgdarnos que la cultura es el alma y escudo de la nación.

Anuncios

Publicado el mayo 30, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Dispara a puerta tú también

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: