Archivo del sitio

Para cuando se vuelva a casa

Hay un arsenal de dulces caseros que la abuela pone en práctica “porque al niño le gustan, y hasta se chupa los dedos”. Se habló con Carlitos para  buscarlo en el Moskvicht, que hasta el momento no ha tenido el fallo clásico del motor; y la gasolina está garantiza´.

Viene en JetBlue from Fort Lauderdale , aseguró él vía telefónica hace más de un mes. Han sido 30 días muy agitados para sus progenitores, a quienes se le hizo eterna la espera de los papeles por la dichosa residencia, y poco entienden de legislación para los emigrantes y la extinta categoría de pies secos. Lee el resto de esta entrada

Colas: yo marco, tú marcas, todos marcamos

DSC00398

Caricatura tomada de la sección del DEDETÉ del semanario Juventud Rebelde

Deben ser muy diversas  las formas de hacer cola en el mundo, supongo que cada una con su impronta y peculiaridades. Se hacen en todos sitios y por disímiles causas: los feligreses en la Plaza de San Pedro para ver al Papa, la gente en Tanzania para coger un autobús, otros para votar en las elecciones de los países de Centroamérica, las que hacen en Ceuta miles de marroquíes con el objetivo de pasar las mercancías de un continente a otro.

Y cola -también le llaman fila en otras zonas de habla hispana-, así, en la acepción que excluye los asuntos del pelo, la parte más prolongadas de algunos mamíferos y los adhesivos para pegar cosas, es un tópico cultural cuyo modus operandi recogen incluso algunas constituciones de los pueblos más remotos. Lee el resto de esta entrada

Ahora sí somos guapos

ilustr-beisbol-dayan

Televisón divina

La fidelidad de los lunes al programa de  Pánfilo me impidió ver en vivo el bochornoso espectáculo del séptimo ining del parque Victoria de Girón. Ya al cambiar de canal las cosas estaban controladas por los agentes del orden público, así que tuve que esperar la retransmisión de la escena al día siguiente. Lee el resto de esta entrada

Viyo vuelve por lo que un día fue

vicyohondri odelin

Odelín ha vestido la camiseta de Camaguey en 17 Series Nacionales

A mi padre y a mí nos surgió un nuevo ídolo en 2001. Recién habíamos adquirido un TV a color de apenas 14 pulgadas; un Daewoo que aun me hace llegar la Serie Nacional de Béisbol.

Un chico de 21 años se trepaba en la lomita por el equipo Cuba de pelota para tirar un relevo en la final de la Copa del Mundo contra los yanquis en las lejanas tierras de China Taipéi. Lucía inmenso entre un staff de pitcheo de lujo. En aquella  época  vestían la camiseta del Cuba verdaderos monstruos: El Cheo Ibar,  Maels Rodríguez, José Ariel Contreras, Norge Luís  Vera, Pedro Luís Lazo, formaban parte de una película de espanto para los contarios. Lee el resto de esta entrada

El aché en La Cruz de Julio César

18697-fotografia-g

La Cruz es el Capitán de la escuadra de Los Domadores de Cuba en la Serie Mundial de Boxeo

Para darle crédito a lo que escuchaban mis oídos tuve que contrastar varias fuentes. La confirmación me llegó  del parte oficial del Ministerio del Interior de mi provincia. Nada podía adquirir mayores matices sensacionalistas que el asalto a Chachá, el ídolo de miles de niños cubanos, especialmente en mi Camagüey donde ya es considerado Hijo Ilustre de la farándula deportiva.

Con la noticia no pensaba en la Serie Mundial de Boxeo, ni en la conquista de las dos coronas universales en los 81 kilogramos. Se me cruzaban en la cabeza una fusión de interrogantes. Mi ser se disfrazó de un Sherlock Holmes frustrado. La vida de Julio  César La Cruz estaba en peligro. Lo había alcanzado un tiro. Lee el resto de esta entrada

Al vóley cubano se le perdieron las medallas

voleibol-liga-mundial-09_2Parecía a primera vista que la disposición de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) en Lausana, de llevar la Liga Mundial de 2014  a 28 países, ocuparía la página de titulares en mi archivo. Pero me equivoqué, y  cuando encontré los rivales de Cuba en esta edición, y el papel que ocuparían en el próximo evento no hice más que lamentarme. Lee el resto de esta entrada

Experiencias de un softbol a la piña

DSC_0233

Turno al bate ante el equipo de Medios Nacionales en el terreno de la EIDE de Villa Clara.

Tal vez sea más feliz cuando deje de tomarme todo lo concerniente al mundo deportivo menos a pecho, y le reste una dosis de seriedad. Ya me he dado varias terapias pero resulta insuficiente. El Torneo Nacional de Softbol de la Prensa me trajo más de lo mismo: me dejó vacío, como cuando termina la Copa del Mundo sin que tu selección gane.  Lee el resto de esta entrada

Buitres al acecho

 

buitres1Tenía previsto que Mi punto de penalty fuese solo exclusivo para los acontecimientos deportivos, pero  se me hizo imposible. El Periodismo en ocasiones te obliga a no dejar pasar asuntos importantes, independientemente del ámbito en que se desarrollen.

En este post me voy hasta la Terminal de Ómnibus de Camagüey  para adentrarme en una panorámica muy peculiar que bien podría denominarse: “Buitres al acecho”. Lee el resto de esta entrada

Cuba y el Dominó

DSC_0022

Dominó clásico

Es muy difícil transitar por este país, y no toparse con un árbol, un pasillo o un solar, en que no se sienta el bullicio provocado por una mesa de dominó; espacios casi siempre propicios para montar una especie de reality show que bien podría llamarse: Aquí to´el mundo opina.

 Los cubanos ya hace mucho nos autotitulamos los Reyes de este juego de mesa, aunque no existen estudios arqueológicos que definan el origen de su práctica en La Mayor de las Antillas. Lee el resto de esta entrada

La noticia que cambió al mundo

14ya-deportistas-cubanos-londres-2012

Robeysi Ramírez y Roniel Iglesias-este último sancionado por “indisciplina”- Campeones Olímpicos de Londres 2012

“Llegó el gran día”, me escribía eufórico por el chat un colega, mientras me adjuntaba el link, como si se tratase de la Independencia de la República en un archivo de PDF, o una honda parecida.

Y ahí estaba la resolución que por años estábamos esperando: “Política de Remuneración para atletas, entrenadores y especialistas del deporte”.

A mí lo del nombre o la forma en que la llamasen poco me importaba, el contenido era lo trascendente. Ese texto me traía ilusiones, como si hubiese sido partícipe de la victoria en una gran batalla.  Y como más vale tarde que nunca. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: